Noticias y Eventos

Encuentro Internacional Alternativas al desarrollo y tendencias a la descolonización de las “economías” para la reproducción de la vida y los Buenos Vivires

De 21 Noviembre 2019 hasta 23 Noviembre 2019

 

Presentación

 

La emergencia y posicionamiento del buen vivir como horizonte de realización ontológica es una de las contribuciones más valiosas de los pueblos ancestrales al pensamiento crítico latinoamericano y caribeño para el mundo. También es un aliento para la acción política de movimientos societales que siguen luchando por un futuro no capitalista, descolonial y antipatriarcal.

 

No obstante, el posicionamiento del buen vivir se ha visto debilitado ante el proceso de institucionalización al que se ha visto expuesto por los denominados gobiernos progresistas, quienes han cooptado la sustancialidad política que a éste le caracteriza. El buen vivir, el vivir bien, el vivir sabroso, la comunalidad, los Buenos vivires, entre otras maneras que existen de nombrar a lo que nos queremos referir acá, se puede rastrear en saberes y procesos de pueblos originarios, afrodescendientes y campesinos que se encuentran distinguidos por sus formas ancestrales de relacionamiento con la naturaleza, la espiritualidad y una ampliación de los sentidos de vida que hacen factible esta propuesta para superar la obsesión por el progreso como el paradigma que ha guiado los discursos y las practicas del desarrollo.

 

Hace una década fueron los gobiernos progresistas, especialmente en Bolivia y Ecuador, quienes en diferentes versiones incorporaron el buen vivir para integrarlo como discurso y práctica de las políticas gubernamentales. Estos gobiernos hicieron suyo el buen vivir y sus implicaciones, incluso configuraron los derechos de la “naturaleza” como una nueva opción o forma de actuación en las que intervienen y se generan posibilidades y opciones únicas en la construcción de nuevas relaciones de los seres humanos con la naturaleza. Sin embargo, la institucionalidad del buen vivir desde los gobiernos progresistas se dio a la par con la continuidad y la profundización de lo que algunos han venido denominando neoextractivismo, como propuesta económica central y opción para justificar la ampliación del bienestar para sectores de la población tradicionalmente excluidos de la distribución de las rentas de Estado y en una versión renovada de las transferencias monetarias condicionadas de origen neoliberal, en aras del desarrollo que continua colonizando ahora en nombre del buen vivir.

 

En el anterior sentido es importante valorar los aportes que viene realizando la perspectiva  descolonial en tanto lente analítico y político que subvierte los estándares cientificistas, trascendiéndolos por conocimientos situados con impacto global. Ahora bien, si bien existe una aproximación crítica de la  “economía”, aún se sigue pensando desde categorías eurocéntricas dimensiones como el trabajo, las transacciones, las formas de organización y la reciprocidad, entre otras, que bien vale la pena problematizar y para lo cual hoy es pertinente conocer y profundizar los debates que viene realizando la perspectiva descolonial desde diferentes grupos de investigación que hacemos presencia en la geografía latinoamericana y caribeña a fin de encontrarnos para conocer, compartir y reflexionar respecto a otras formas económicas y experiencias que le apuestan a un mundo distinto al que promueve el sistema mundial de mercado.

Centrar los esfuerzos en comprender y valorar la existencia de los comunes, la comunalidad o lo comunitario, es una oportunidad para pensar más allá el mercado y el Estado, cómo opción creciente de “economías”centradas en la vida, construidas a contrapelo de entornos extractivistas (minero-energéticos, represas, gentrificación, modelo agroindustrial alimentario y economía del desperdicio). Estas opciones se hacen cada vez más urgentes pues son formas de confrontar y rebatir desde experiencias concretas. Los datos nos indican que es urgente la construcción de “economías” centradas en la vida y orientadas a los Buenos vivires descoloniales, interpelantes de las economías de acumulación del capital.

 

Objetivo:

Propiciar un encuentro de académicos, investigadores, estudiantes y activistas que hacen parte de procesos sociales orientados a la descolonialidad del desarrollo desde las “economías” del buen vivir, que buscan la reproducción ampliada de la vida y los Buenos Vivires.

Líneas de trabajo

 

  • Crítica Al Desarrollo y alternativas
  • Buenos vivires y ontología política
  •  Descolonialidad de la economía y solidaridad económica
  • Conceptos y prácticas otras del trabajo

Lugar

Popayán Cauca – Noviembre 21,22 y 23 de 2019

Requisitos para presentación de resúmenes:

1. Título de la ponencia o experiencia

2. Nombres completos de autores y coautores, con sus respectivos correos electrónicos. (Máximo 4 autores por trabajo)

3. Institución u organización a la que pertenece.

4. Indicar la línea de trabajo al que aplica.

  • Crítica al desarrollo y alternativas

En esta línea de reflexión se busca mostrar análisis críticos del desarrollo como espacios de intervención en procesos de la vida social y comunitaria; entender el desarrollo como un dispositivo de pretensión universal que se ha transformado con el tiempo y que sigue siendo el motor de múltiples procesos de intervención es fundamental para comprender su lógica y su eficacia en vida cotidiana e institucional. Múltiples de las críticas que sean generado a lo largo de más de medio siglo de existencia ha sido incorporado y se han devuelto en forma de nuevos ropajes sin dejar de lado su pretensión inicial Los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS son el últimos de estos esfuerzos. La línea de trabajo anima a mostrar formas en las cuales el desarrollo ha sido repensado, confrontado y superado por propuestas de defensa de la vida y desde sentipensares de organizaciones, colectivos y comunidades. La idea de apostar por una centralidad para la vida, en todas sus expresiones humanas y no humanas, para la generación de formas de pensar como sujetos colectivos y conectados a la tierra es el camino desprendernos de las dominantes ideas del desarrollo.

  • Buenos vivires y ontología política

La emergencia del buen vivir (Suma Kawsay), la comunalidad (tramas comunitarias mesoamericanas) y el Ubuntu (africano) ha implicado entender que no todas las culturas, comunidades y sociedades están determinadas por la ontología capitalista. La emergencia de estos conceptos y la evidencia de prácticas ancestrales de vivir en armonía o en plenitud, se dio en un contexto de búsqueda de alternativas del neoliberalismo y la emergencia de formas de entender el mundo de comunidades originarias. La vitalidad del buen vivir, la comunalidad y la Ubuntu no está en considerarlos como un nuevo paradigma de obligatoria realización para todos, sino en la multiplicidad de formas que adquieren en contextos, lugares y experiencia donde se da la posibilidad de recuperar lo común, lo colectivo y el nosotros, es decir múltiples procesos que se piensan como parte integrante del tejido de la vida y su estructura relacional. En tal sentido la invitación en esta línea es mirar estas propuestas ontológicas como una opción plural, diversas y con diferentes posibilidades, no centradas únicamente en lo étnico y más como una recuperación de las conexiones con la comunidad y la tierra desde múltiples expresiones.

  • Descolonialidad de la economía y solidaridad económica

La generalización de la economía como una forma determinada por la mercancía, el trabajo asalariado y la empresa con fines de lucro, nos ha imposibilitado ver la economía como una opción plural de racionalidades, formas de organización y transacciones que no siempre obedecen a estas lógicas predominantes. La crisis de este modelo es evidente: la concentración de la riqueza y su consecuente desigualdad; el deterioro ambiental y la creciente inestabilidad producida por un capitalismo financiero trasnacional demanda descolonizar la reflexión de la economía para pensarla como una pluralidad de opciones.  En esta perspectiva las economías sociales y solidarias, las economías feministas, el comercio justo, la revitalización del trueque, las monedas paralelas, la agroecología, los circuitos económicos locales, la defensa de los bienes comunes, las formas de economía comunitaria nos muestran caminos para una economía no capitalista. ¿son suficientes estos espacios para superar el capitalismo? ¿se puede generar nuevos escenarios para avanzar en economías no centrada en el lucro, la individualidad y la destrucción del planeta? Pueden ser preguntas a retomar en esta línea de encuentro.

  • Conceptos y prácticas otras del trabajo

Desde una mirada crítica a la colonialidad-modernidad capitalista, se trata de plantear la crítica a la concepción dominante de trabajo, es  decir, a aquella visión que asimila el trabajo al empleo, como eje de identidad, reproducción socioeconómica, autoestima, estructuración social y cómo trabajo productivo, generador de riqueza y valor de cambio, inferiorizando todos aquellos otros trabajos con rasgos descoloniales no basados en la racionalidad instrumental y que no están basados en la generación de plusvalía y a la acumulación de capital, como el trabajo reproductivo, la reciprocidad, la pequeña producción mercantil, entre otros.
Se plantea una visión descolonial del, en sentido amplio, como una actividad de cocreación, que finalmente significa también recreación de lo creado”, no sólo refiriéndose a lo “económico” en tanto satisfacción de las necesidades básicas, sino a la reproducción de la vida, humana y no humana, en términos de respeto y cuidado de la Casa Común, de la Madre Tierra y del universo. Finalmente, se considera el trabajo descolonial como una relación de poder que tienda a eliminar la dominación y explotación, la alienación, y que contribuya a satisfacer las necesidad básicas, al mismo tiempo que contribuya a la creatividad y la autorealización humana.

 5. Requisitos de aprobación:

Para las ponencias, deben tener los siguientes puntos: el contexto, objetivos, metodología, principales resultados y conclusiones.

- Para las experiencias, deben tener los siguientes puntos: Ubicación, descripción de la comunidad que realiza la experiencia, reseña histórica, logros y retos.

- Máximo 300 palabras

- Hoja tamaño carta, letra Times New Roman 12, espacio sencillo.

Los resúmenes sólo podrán ser enviados al correo electrónico economiasotras2019@gmail.com  hasta el 18 de Octubre de 2019 con los lineamientos planteados para este evento. No habrá excepciones para recibir resúmenes fuera de las fechas planteadas por el Comité Académico del Encuentro Internacional.
 

 El Comité Académico del Encuentro Internacional evaluará y seleccionará los resúmenes, de acuerdo a su calidad y pertinencia con las líneas de trabajo seleccionadas. En los resúmenes a postular, se podrán compartir investigaciones o  experiencias en curso, con resultados parciales o totales, planteamientos teóricos- prácticos y estudios de caso. Una vez la investigación o experiencia  postulada sea aceptada, se podrá presentar en modalidad oral como ponencia, donde se tendrá un espacio máximo de veinte (20) minutos para su exposición.
 

Recepción de resúmenes para ponencias: Hasta el 18 de Octubre de 2019
 
Resúmenes aprobados para ponencias: 1 de Noviembre del 2019, se notificará por correo electrónico registrado.

Inscripciones para asistentes y ponentes: Hasta el 15 de Noviembre de 2019, hasta llenar los cupos. Diligenciar el siguiente formulario de inscripción https://docs.google.com/forms/d/1a6vAyWdyGWTOCPDkHnhx4s9QohHG9otg1Dkh6MwjQMY/edit
 

Entrada libre con previa inscripción

 


Organizan:

Grupo de trabajo CLACSO- Buen vivir y economías alternativas

Instituto de Investigaciones Económicas UNAM-México

Maestría en Estudios Interdisciplinarios del Desarrollo - Universidad del Cauca

Grupo de Investigación en Estudios Interculturales y Decoloniales – Universidad de Antioquia